Música celestial 5.

5ª PARTE: LA PRIMERA CRISTIANIZACIÓN DEL MITO


El Greco, La Anunciación (detalle), siglo XVI.

Pero no piense el lector que esas fabulaciones fueron patrimonio exclusivo de los paganos de la Antigüedad. La religión cristiana, que en gran medida bebió de aquellas fuentes intelectuales forjadas por los pensadores griegos y romanos, mantuvo estas estructuras ideológicas tan arcaicas aunque actualizando sus contenidos. Así, los protagonistas del panteón pagano fueron sustituidos en el imaginario por la corte jerarquizada del Padre Todopoderoso, uno y trino, en la que ángeles, arcángeles y querubines, junto a los santos, seguirían cantando per saecula saeculorum la gloria de Dios. Si El Greco imaginó esa corte angelical tal como se aprecia en el cuadro superior, los músicos que trabajaban para diferentes iglesias cristianas no les fueron a la zaga. Oigamos, a título ilustrativo, dos piezas, en mi opinión, espléndidas, vinculadas ambas a la liturgia cristiana, pero concebidas de forma radicalmente diferente. La primera, en efecto, pertenece al credo ortodoxo, donde los instrumentos musicales están excluidos: se trata del Himno de los Querubines tal como aparece en la solemne liturgia de San Juan Crisóstomo:

Ir a descargar

Anónimo, Himno de los Querubines en "La divina liturgia de San Juan Crisóstomo", pieza sacra del rito bizantino-eslavo.


RETORNAR AL ÍNDICE              PARTE SIGUIENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario