Música celestial 10.

10ª PARTE: SATURNO Y LA MELANCOLÍA DEL INTELECTO


Alberto Durero, Melancolía, grabado del siglo XVI

La sonda Voyager también captó las ondas de fondo generadas por Saturno. Nos detendremos brevemente en este singular planeta considerando su inquietante y tenebrosa personalidad. Baste pensar en la dantesca figura salida de la genial paleta de Goya cuando quiso representar la tremenda vesania de ese numen que devoraba  a sus propios hijos. Sin embargo, Saturno tiene otra dimensión menos terrorífica y, paradójicamente, más sublime. Esta faceta insospechada deviene por la íntima relación de esta deidad con los artistas, los pensadores y la creación intelectual, en el más amplio sentido del término. Desde luego, tal como podremos constatar seguidamente, el sonido real del "planeta de los taciturnos",que podemos escuchar a a continuación:

Ir a descargar

no parece compadecerse con la patria sideral donde deberían localizarse los dominios  imaginarios de la Melancolía. Desde luego no se asemeja en nada a la ideación musical que el compositor británico Gustav Holst realizó para el mismo astro en su conocida obra orquestal: Los Planetas. Oigan si no y comparen ustedes mismos:

Ir a descargar

Gustav Holst, "Saturno" Los Planetas, op. 32, siglo XX.



RETORNAR AL ÍNDICE              PARTE SIGUIENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario